Clases de Yoga para niños

La práctica del Yoga enseña a los niños técnicas de respiración y relajación para hacer frente a las situaciones de tensión que se presentan en la escuela, en casa o con amigos promoviendo en todo momento la salud física, mental y una actitud positiva hacia el ejercicio. Los niños que practican Yoga se convierten en personas seguras, sociables y con un excelente nivel de autoestima.

Otros beneficios:
Mejora los problemas relacionados con la alergia y el asma.
Previene y ayuda a combatir trastornos habituales como los relacionados con la alimentación, alteraciones de la estática y del crecimiento, hiperactividad, alteraciones psíquicas, trastornos de relación con padres u otros niños, perturbaciones emocionales, trastornos derivados de la escolaridad o estrés escolar y tantos otros.

Las técnicas del yoga se extienden a todo el organismo y, actuando tanto sobre el cuerpo como la mente, mejoran el rendimiento psicosomático, armonizándo cuerpo y mente y disciplinan y fortalecen el carácter.

 Dirigidas a niños de entre 4 y 10 años.

No hay comentarios: